Be the Change Be the Game

 

Muchos de los asistentes al be theChange_BetheGame DAY del pasado 30 de marzo hicieron hincapié en la necesidad de este tipo de eventos, que visibilicen todo el pool de ideas y proyectos que ya existen en torno a un nuevo uso de los videojuegos, aquel que permita concienciar sobre las distintas realidades sociales que se dan a lo largo y ancho del planeta, éste último también necesitado de iniciativas que lo protejan y aseguren sus recursos en el medio plazo de una manera innovadora.

 

Tal y como defiende una de las gurús de GloValues, Jane McGonical en una de sus charlas TED más prolíficas, los videojuegos pueden crear un mundo mejor. Hay toda una generación de jugadores virtuosos que pueden constituir todo un capital humano de changemakers si, los juegos a los que dirigen su energía, son aquellos que les enseñan sobre cómo colaborar, generar riqueza y cuidar nuestro entorno.

Y de todo ello precisamente vinieron a hablar en el Be theChange_BetheGame DAY Francesco Cavallari con su ponencia sobre VGWB y la comunidad global que se está construyendo para los retos globales que tenemos que enfrentar, Estefanía Bitan y sus reflexiones sobre la presencia de la mujer en una industria clásicamente masculina como lo es la del videojuego y Lucca Carruba, que defendió la finalidad del videojuego como un nuevo espacio de participación ciudadana. Desde ángulos hasta ahora poco explorados, los asistentes pudieron dilucidar y debatir sobre estos temas, generándose un intercambio de ideas y opiniones que posibiliten eso que Jane adelanta: podemos crear un mundo mejor y más próspero gracias a las tecnologías y el ocio.

Además del marco teórico el cual dirigió Karena Rojas como maestra de ceremonias, hubo espacio para la indagación en realidades transformadoras que ya están teniendo lugar. Para ello, el Be theChange_BetheGame tuvo el honor de contar con la presencia de 25 refugiados acogidos al programa Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas que están integrándose en la sociedad española gracias a la creación de videojuegos y aplicaciones que dinamicen la transferencia cultural que tiene lugar cuando uno abandona su país de origen en condiciones poco deseables.

 

Organizado por GloValues, promovido por Promálaga y apoyado por 8 entidades colaboradoras (a saber: RuptureEvents, OmniumLab, FemDevs, ArsGames, Videojuegos Sin Fronteras,Logistikeando,Cooking Málaga y CESUR), este evento se perfiló como la punta de lanza para la creación de un nuevo ecosistema de emprendedores tecnológicos y sociales cuyo objetivo sea el de posibilitar la mejora de la calidad de vida de los habitantes del planeta gracias a los videojuegos. Y es que, sabiendo que ya se está haciendo, que funciona y que ayuda, ¿cómo no montarse en este barco hacia el futuro?.